Epale

Visita www.oxido1180.com

Me miran con ojos condenadores

Posted by oxido1180 en julio 24, 2007

En los días recientes he caído en una reflexión sobre porque las personas me juzgan y le dan importancia a lo que hago cuando a veces yo no lo hago (juzgar); no me gusta meterme en la vida de los otros y respeto lo que hacen. Tengo 31 años, no soy un adolescente pero a veces me siento como tal, sobre todo al momento de ser víctima de los prejuicios y víctima sobre todo de los modelos establecidos que se conocen como “normalidad” y que por supuesto en muchas ocasiones no cumplo. Pero eso me hace enorgullecerme, ser diferente.

Ciertamente no llevo una vida ejemplar, muchas veces la he cagado, me caigo un chingo de veces y por lo mismo me tengo que levantar, aprendiendo y viviendo a mi manera a veces con madrazos… a veces chingón.

Asumo parte de la culpa, suelo difundir mis hazañas y a veces se me ocurre la genial idea de contárselas a las personas menos indicadas que me ven con ojos condenadores de Serrano Limón mientras por dentro se están muriendo de ganas de hacer lo que yo hago.

Tal vez debería tratar de no regarla tanto, pero… la verdad no creo que pueda hacerlo, en algún momento de mi camino por la vida me di cuenta de que soy quien soy gracias a todas mis metidas de pata, de que hay sólo una vida y tengo derecho a vivirla como a mí se me de la regalada gana, me di cuenta de que siempre seré juzgado porque no me adapto a los modelos tradicionales y que gracias a eso la gente tiene la confianza de venirme a contar cuando la cagan y pueden estar completamente seguros de que yo en primera no los voy a juzgar y en segunda los voy a escuchar y a apoyar.

No tengo idea si estos individuos juzgones leen mi blog, pero seguramente si, ya que soy importante para ellos y andan contando todo lo que yo hago y digo y encima se jactan de conocerme. A todos estos sujetos vaciladores les agradezco toda la publicidad que me hacen porque no tendría la lana suficiente para pagar tantas menciones, les agradezco que me tengan presente en su cabeza todos los días y les prometo tenerles siempre historias (verdaderas o falsas) para que sigan haciéndose cachitos el hígado de la envidia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: